La esperada versión ZBrush 5 nunca llegará. Pixologic ha decidido renovar la política de nombres de las versiones de ZBrush, y la que presentó ayer no es ni ZBrush 4R9 ni ZBrush 5. Es ZBrush 2018. En todo caso, ¡bienvenida sea! El cambio, como es habitual, no se queda sólo en el nombre. Pixologic ya nos tiene acostumbrados a que cada versión aporte novedades sustanciales, más o menos importantes. En este caso, al menos bajo mi punto de vista, no ha defraudado lo más mínimo. Todavía no está en descarga (todavía hay que esperar unas horas), pero lo que se mostró ayer en la presentación es francamente prometedor.

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

El primer bocado ya era sabroso: por fin, el sistema de topología adaptativa de Sculptris implantado en ZBrush en todo su esplendor. Recuerdo cuánto se especuló con esa posibilidad cuando se publicó el vídeo que mostraba las novedades de ZBrush 4R2. Finalmente lo que llegó fue DynaMesh (nada menos!!), toda una revolución en su momento, aunque en realidad era una adaptación de la herramienta Remesh, que llevaba mucho tiempo en el programa. DynaMesh proporcionaba libertad para esculpir sin preocuparse por la topología, pero además trajo consigo toda una batería de nuevas técnicas basadas en el uso de pinceles IMM, pinceles de corte y poligrupos. Ahora, la topología triangular de Sculptris aterriza en Zbrush 2018 para añadir todavía más potencia (y de qué manera) a nuestro flujo de trabajo. Todos conocemos Sculptris, así que no hay nada más que decir…

 

Los deformadores en acción